Sin categoría

*Bajo la creencia que el pueblo olvida todo, 20 de los 25 legisladores del Congreso de Quintana Roo buscarán la reelección para legislatura 2019-2022
*Los más repudiados que quieren repetir son Eduardo Martínez Arcila, Emiliano Ramos, Carlos Toledo, Juan Carlos Pereyra, Fernando Zelaya y Leslie Hendricks
STAFF SOL QUINTANA ROO

Chetumal.- Sin importarles la pérdida de credibilidad en la que han hundido al Poder Legislativo, 20 de los 25 diputados del Congreso de Quintana Roo buscarán la reelección para continuar con sus tandas de privilegios y regodeándose en sus excesos a cargo del gasto público y en la improductividad legislativa.
Y pese a que el Congreso de Quintana Roo se encuentra entre los 10 Legislativos estatales que más presupuesto tuvieron durante 2018, según el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), también se encuentra entre los que incurrieron en un subejercicio presupuestal sin necesidad aparente.
El Congreso de Quintana Roo trabajó durante el año que terminó con un presupuesto de 468 millones 858 mil 458 pesos, sin embargo, se estima que incurrió en el subejercicio de por lo menos 5 por ciento más, es decir, que rebasó con más de 24 millones de pesos el presupuesto original, es decir que superó la cifra de los 492 millones de pesos.
Lo más lamentable es que ante el dispendio y la inactividad de la presente legislatura, se encuentre entre los diputados que buscarán la reelección están Eduardo Martínez Arcila, Carlos Mario Villanueva Tenorio, Candelaria Ayuso Achach, Ramón Padilla Balam, y Emiliano Ramos Hernández, quienes integran la Gran Comisión del Congreso del Estado.
Y es a todos ellos, se les acusa del probable uso ilícito de atribuciones y facultades; peculado y lo que resulte de la investigación.
Como se recordará a principios de año se ventiló el presunto desvío de más de 120 millones de pesos, denuncia interpuesta por la organización “Somos Tus Ojos”.
La denuncia más reciente de la Asociación Civil “Somos Tus Ojos” fue por el presunto desvío de recursos etiquetados como “ayudas sociales”, en la cual solicita incluir en las investigaciones a integrantes de la Gran Comisión, al comprobarse una diferencia de 20 millones de pesos en ese rubro, que no se reportaron.
Derivado de la denuncia interpuesta por la agrupación, encabezada por la periodista, Fabiola Cortés, en octubre de 2017, la Fiscalía General del estado inició la carpeta de investigación FGE/QR/SOL/10/6074/2017 por el presunto desvío de 100 millones de pesos, correspondientes a las llamadas “ayudas sociales” que brinda el Congreso local.
En las indagatorias, la Auditoría Superior del Estado (ASEQROO) informó que del periodo de septiembre a diciembre del año 2016, el presupuesto autorizado para ayudas sociales fue de 1 millón 901 mil 400 pesos, pero se ejercieron 2 millones 399 mil 426 mil pesos.
Somos Tus Ojos informó que de septiembre a diciembre del año 2016, la XV Legislatura destinó 23 millones 312 mil 028 pesos al rubro “ayudas sociales”, lo que representa una diferencia de 20 millones 912 mil 601 pesos respecto de lo entregado y comprobado ante la ASEQROO, lo que contrasta con la versión del gasto reportado por la Legislatura.
Con tal evidencia y, con base en la Ley Orgánica del Poder Legislativo, que marca como atribuciones de la Gran Comisión, el “ejercer, vigilar y controlar el presupuesto anual de egresos”, la agrupación amplió su denuncia y demandó al Ministerio Público, abrir investigación en contra de las y los diputados Eduardo Martínez Arcila, Carlos Mario Villanueva Tenorio, Candelaria Ayuso Achach, Ramón Padilla Balam, y Emiliano Ramos Hernández, quienes integran dicha comisión.
La imputación en contra de las y los legisladores, es por el probable uso ilícito de atribuciones y facultades; peculado y lo que resulte de la investigación.
Otro de los legisladores que huelen a cárcel son Juan Carlos Pereyra y José Carlos Toledo Medina.
Hace apenas unos días, la Fiscalía General del Estado atrajo los expedientes por denuncias penales en contra del diputado independiente Juan Carlos Pereyra Escudero, ya que son dos sonados casos en los que es investigado por su presunta participación en conductas ilícitas, puesto que en el 2017 ya estaba mencionado en la averiguación previa de probables desvíos de recursos públicos provenientes de las ayudas sociales del Congreso del Estado.
En vez de respetar la legalidad como diputado, es señalado de todo lo contrario, por lo que su conducta es supuestamente investigada por la Fiscalía General del Estado en expedientes de asuntos graves.
Al casos donde de la denuncia de Andrea Giuseppe Sabbia, excónsul honorario de Italia en Playa del Carmen, en contra del legislador independiente, también está la denuncia interpuesta por la ciudadana Cecilia Sánchez, quien de acuerdo con documentos de la XV Legislatura recibió apoyo por el diputado independiente Juan Carlos Pereyra Escudero, lo cual es totalmente falso y muestra un aparente desvío de recursos desde el Poder Legislativo que se justifica con ayudas sociales.
La denuncia en mención quedó asentada en el expediente FGE/QR/SOL/10/6074//2017, y se han logrado obtener varios documentos como la lista de recepción de apoyos en la que se aprecia a simple vista que la firma de la víctima fue falsificada.
En este sentido, cabe mencionar que el legislador ha sido acusado de los delitos de tráfico de influencias, promoción de conductas ilícitas, cohecho, alteración de documentos públicos y abuso de funciones públicas, por lo que obran dos carpetas de investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE), que han sido atraídas por la Fiscalía Anticorrupción.
Las carpetas de investigación donde el agraviado es Andrea Giuseppe Sabbia, excónsul de Italia, corresponden a los números 4717/2018 y 2637/2018, que ya fueron transferidas a la Fiscal Anticorrupción del estado contra el legislador traidor del PRI, partido que lo posicionó políticamente a lo largo de su carrera en el gobierno.
Además, también se habla de la posible participación del integrante de la XV Legislatura del Estado en el expediente número FGE/QR/SOL/12/7320/2017, por el delito de fraude en el que aparecen como inculpados Giulio Sabbia, Rodolfo Ulises Ruiz Sánchez, Massimiliano Bert, Francisco Antonio Flores Chulim, Rodolfo Cetina Heredia, Luis Gerardo Pool Cauich y Luz del Socorro Ruiz Sánchez.
A estas denuncias se suma el abuso de Carlos Pereyra contra el matrimonio de ancianos pioneros de Cancún a quienes les despojo de varias hectáreas de tierras en Playa del Carmen.
Y José Carlos Toledo Medina ha tenido un vergonzoso e inútil papel en el Congreso del Estado, pues su trabajo legislativo ha mostrado ser escaso, ajeno al quehacer político, económico y social de Quintana Roo. Sin embargo, el peor escenario que enfrenta es que vayan en alianza el Partido Verde Ecologista de México y Morena, pues en ninguno de los dos partidos cabe.
Además, no defiende ni emprende causa popular alguna, a no ser las que su padre Marciano “Chano” Toledo ha venido trabajando desde hace más de dos décadas, pero en los próximos días mostrará la orfandad política en la que se encuentra quizá podrá competir con el partido Movimiento Ciudadano en Quintana Roo, recién adquirido por su hermano José Luis “Chanito” Toledo.
Sin embargo, por el momento se le conoce como traficante de influencias pues es facilitador de todos los excesos en los que incurren los ecologistas en Quintana Roo empezando por el niño verde, Jorge Emilio González.
Entre los aspirantes están también ocho diputadas que aspiran a reelegirse. Ellas son Elda Candelaria Ayuso Achach, Santy Montemayor Castillo, Tyara Schleske de Ariño, Adriana del Rosario Chan Canul, Leslie Hendricks Rubio, Teresa Sonia López Cardiel, Gabriela Angulo Sauri y María Yamina Rosado Ibarra.
Elda Candelaria Ayuso Achach, la hija de la ex alcaldesa Magaly Achach ha transitado del negro al gris por el Poder Legislativo de Quintana Roo, donde su conocimiento sobre la problemática del sector educativo quintanarroense poco le ha valido, pues sus propuestas han sido escasas e irrelevantes.
Santy Montemayor Castillo, es una legisladora que sin grandes desafíos ha cumplido con el quehacer legislativo, pero que no le alcanzaría para buscar la reelección. Tyara Schleske de Ariño, esta legisladora tampoco ha tenido un papel trascendental como representante popular, quizá su mayor virtud han sido sus intentos por luchar para que Quintana Roo conserve sus áreas naturales protegidas, pero sin éxito pues el estado mantiene uno de los más altos niveles de devastación y explotación de su flora y fauna, así como de sus mantos acuíferos. Es más, durante los momentos más álgidos ante la presencia de sargazo, no se sabe dónde estaba esta legisladora. Sería muy difícil que el PVEM-Morena le otorgue la candidatura para reelegirse.
Adriana del Rosario Chan Canul, la suplente de Ana Patricia Peralta de la Peña apenas lleva tres meses en la curul y aun cuando funge como secretaría de la mesa directiva legislativa no ha trascendido, es casi un hecho que no aparecerá en las boletas electorales del 2019.
Leslie Hendricks Rubio, carga con el desprecio popular de su padre, Joaquín Hendricks Díaz, quien es considerado uno de los saqueadores de tierras más voraz en Quintana Roo, y pésimo operador político, además de traicionero pues mientras es priista apoyo a la alianza PAN-PRD-Movimiento Ciudadano en las pasadas elecciones para gobernador.
Además, Leslie Hendricks viene de un descalabro electoral cuando contendió por una diputación federal, pero será su dirigencia del PRI quién defina si la postulan a la reelección.
Teresa Sonia López Cardiel, la suplente de la actual presidenta municipal de Solidaridad, Laura Beristain, es junto al oriundo de Tihosuco Luis Miss, de los diputados suplentes que han llegado al Congreso del Estado a trabajar de sol a sol.
Gabriela Angulo Sauri, esta diputada cozumeleña ha intentado ser un símil de la ex alcaldesa de Cozumel Perla Tun Pech, pues sus ataques y berrinches no paran en las acciones del gobierno del estado al cuestionar sin fundamentos, ejemplo de ello es su insistencia en señalar el pésimo desempeño de la Secretaría de Turismo Estatal.
María Yamina Rosado Ibarra, los pocos meses que lleva como legisladora, amén al bajo perfil que guarda la convierten en una figura poca conocida, con escasas –por no decir ninguna- posibilidades de ser electa para competir en los comicios del 2019.
Otros con menos probabilidades son José Luis González Mendoza, José de la Peña Ruiz de Chávez, Luis Ernesto Miss Balam, Ramón Javier Padilla Balam y Fernando Zelaya Espinosa.
José Luis “El Pelón” González Mendoza, ha realizado un mal papel como coordinador de la fracción parlamentaria del PRI en la XV Legislatura, pues además de esporádicas propuestas para reformar leyes y hacer decretos, no han trascendido y mucho menos ha mostrado liderazgo en su partido el PRI.
José de la Peña Ruiz de Chávez, el coordinador de los “verdes” en la XV Legislatura ha caído en tentaciones canallas, pues permitió el ex alcalde de Benito Juárez, Remberto Estratada Barba hiciera de las suyas y más tarde entregara todos los apoyos a Mara Lezama como presidenta del municipio.
Luis Ernesto Miss Balam, con apenas cuatro meses el representante de la zona maya de Quintana Roo ha dejado muy poco oficio político, pues no acaba de entender que un verdadero gestor social para su etnia.
Ramón Javier Padilla Balam, es obvio que la suerte está echada para este diputado bacalarense que por respaldo popular y económico de Israel Hernández Radilla obtuvo la diputación en el 2016. Su anti popularidad, falta de resultados, pero, sobre todo, por incumplir acuerdos políticos (se comprometió con el compadre del ex gobernador Roberto Borge a dejar la curul en enero del 2018), lo hacen impostulable por el PRI.
Y por último Fernando Zelaya Espinosa, quien no ha dejado de caer en errores legislativos y derrotas electorales. En dos años ha sido uno de los principales operadores del gobernador Carlos Joaquín en la XV Legislatura, pero la derrota en el 2018 por la presidencia municipal de Othón P. Blanco lo pone automáticamente en la banca.

¡CONGRESO RICO, PUEBLO EN LA MISERIA!
Mientras miles de ciudadanos tendrán que subsistir con un promedio de entre 10 y 15 pesos entre aguinaldos y otras prestaciones, cada uno de los integrantes de la XV Legislatura del Congreso de Quintana Roo percibirá 246 mil.
Esta cantidad económica será solamente entre aguinaldo, sueldos, gestoría, apoyo de vivienda, telefonía y prima vacacional, y pese al anuncio de que los legisladores no recibirán bono o compensación especial de fin de año, se rumora que sí lo tendrán, pero se harán por “bajo el agua”.
Esta información, que cínicamente dio a conocer el Congreso de Quintana Roo, a. través de su oficial mayor se ha convertido en una verdadera burla para los miles de quintanarroenses que verdaderamente trabajan y aportan algo para el Estado.
Estos tendrán que conformarse con sus salarios mínimos, mientras que los representantes populares o delincuentes de cuello blanco, por levantar la mano y endeudar más a los quintanarroenses percibirán un excelente fajo de billetes.
En la información distribuida por el Poder Legislativo aseguran que será lo único que recibirán en diciembre; sin embargo, fuentes fidedignas del recinto legislativo dieron a conocer a Sol Quintana Roo que se fragua un nuevo despojo a los quintanarroenses.
De acuerdo con nuestro informante, pese al anuncio de que los legisladores no recibirán bono o compensación especial de fin de año, los diputados locales, el oficial mayor y su departamento administrativo preparan, “bajo el agua”, un bono o compensación, nada más buscan el concepto por el cual se otorgará.
Esta dádiva podría ser otorgado a finales del mes de diciembre o la primera quincena de enero de 2019, es por eso que es urgente que las autoridades (o mejor dicho las guardias) vigilen muy de cerca las reuniones privadas de los representantes populares para evitar más fuga económica del Congreso y que finaliza en “beneficios” para los diputados y no para los quintanarroenses.

ARCILA, DESCREDITO POPULAR
A pesar de haber mentido y saqueado a los Quintanarroenses el “líder del congreso” busca reelegirse como diputado local pese las denuncias en su contra.
El diputado presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado de Quintana Roo, debe explicar el millonario faltante que hay en el congreso de lo contrario debe parar en la cárcel.
A lo largo de su carrera se ha vendido con los políticos que hasta hace algunos años eras los dueños del estado. De hecho, en las épocas de Félix González Cantó y Roberto Borge Angulo amasó su fortuna a cambio de traiciones a sus correligionarios que lo han puesto en evidencia.
En el actual gobierno de coalición PAN-PRD, Eduardo Martínez Arcila tampoco ha dejado pasar la oportunidad de recibir varios millones de pesos a cambio de aprobar leyes ladinas y contrarias a las exigencias de un pueblo traicionado y empobrecido.
Y si no habrá que darle una repasadita a la ley de movilidad, a la ley casitas, a la ley de no residencia para elegir al fiscal, y una larga lista de leyes y reglamentos vergonzosos para un estado que requiere de grandeza.
Además, el más que evidente saqueo a las arcas del Poder Legislativo y que han ido a parar tanto a campañas electorales como a sus bolsillos, en tiempos de austeridad. De hecho, existen denuncias en su contra por desvío de recursos públicos, a las que podrían sumarse el enriquecimiento inexplicable y uso indebido del cargo, tráfico de influencias, entre otros.
Pese al descrédito popular que lleva a cuestas, el ojo de la justicia puesto sobre su existencia y la frustrada intención de obtener una diputación federal vía plurinominal, es decir el fracasado total se ha atrevido anunciar sus aspiraciones a reelegirse como legislador local.
El colmo del cinismo o conchudez, son sus afirmaciones que su partido, el PAN lo ha llamado a competir en la elección del próximo año. Lo cierto es que el panismo en Quintana Roo se extinguió, lo terminaron de enterrar sus militantes ante la aplanadora morenista de julio pasado.
En sus justificaciones de la división de poderes no tiene otro cuento más que el de señalar qué hay plena autonomía cuando a leguas es notoria su subordinación al Ejecutivo Estatal.
Y más allá de llamar a cuentas a todos los funcionarios que han hecho de Quintana Roo un botín personal y de grupos de interés, les da su palmadita en señal de aprobación del mal papel que han venido desempeñando.
No se diga a sus compañeros diputados a quienes trata con pincitas y agasajándolos con sus moches y pleitesías para tenerlos contentos.

MARTINEZ ARCILA: FALSO Y COMPLACIENTE
Luz y sombra en la tempestad… Así se mostraron los 25 diputados de la XV Legislatura del Congreso del Estado, y muy en especial, Eduardo Lorenzo Martínez Arcila, presidente de la Gran Comisión del Poder Legislativo quien durante 2018 mostró un estatus falso y complaciente para con los ciudadanos.
No es necesario hacer un recuento de las acciones realizadas en el Congreso de Quintana Roo, puesto que no hay mucho que contar en cuestiones a favor de los quintanarroenses, pero sí mucho que exigir a quienes son los representantes populares de los 11 municipios.
Muy en especial se puede hablar del presidente de la Gran Comisión de la XV Legislatura del Congreso de Quintana Roo, Eduardo Lorenzo Martínez Arcila, quien hasta el momento no ha podido contestar decenas de preguntas sobre sus acciones.
El diputado panista no ha podido responder dónde quedaron los 100 millones de pesos de “ayudas sociales”; no ha podido presentar facturas al respecto y hasta ordenó bajar el documento y eliminar las hojas de los errores…
El diputado plurinominal y primer traidor del “Gobierno del Cambio” y de los quintanarroenses quedó impávido al perder toda posibilidad de llegar al Congreso de la Unión y poder guardar sus actos ilícito en el Poder Judicial. Le falló su engaño de siempre, no ir en nada de frente sino por la vía plurinominal.
Como se recordará, Sol Quintana Roo dio a conocer los días 26 de octubre y 15 de noviembre de 2017, respectivamente, el fraude que se cuajaba en el Poder Legislativo con relación a la repartición de “apoyos sociales”. Luego de nuestra publicación los medios informativos y hasta Organizaciones No Gubernamentales tomaron como propia la bandera…
El paso del Eduardo Lorenzo por el Congreso no ha sido nada grato y en 2018 la presidencia de la Gran Comisión de la XV Legislatura del Congreso del Estado, “atendida” intentó evitar a toda costa no caer en manos de la justicia al terminar su gestión.
Sus desfalcos y excesos lo han llevado a estar en la mira de los ciudadanos, quienes serán quiénes juzguen el trabajo del político que sirvió a Félix González Canto y Roberto Borge Angulo, quien se hizo rico gracias a los desfalcos que realizaron sus ex patrones.
Sol Quintana Roo denunció públicamente y demostró, con documentos y pruebas, los desfalcos cometidos por el sobrino del primer gobernador de Quintana Roo y cómo fracasó en su finalidad de hacer tropezar al “gobierno del cambio”, con uno alterno.
Y desde su llegada a la presidencia de la Gran Comisión ha denunciado públicamente, con documentos y pruebas, como se ha aprovechado del puesto para entregar “obra” a sus amigos y despilfarrar más de 2 mil millones de pesos en dos años de gestión.
Dinero que hasta el momento no ha podido acreditar, como tampoco podría acreditar ante las autoridades todas las propiedades que posee, autos de lujo, departamentos, placas de taxi, y otras propiedades que ha recibido como dádivas y algunas más que logró adquirir desde su llegada al Congreso.
Como titular del Congreso no sólo ha engañado a políticos, empresarios y pueblo, sino que ha traicionado hasta al “gobierno del cambio” con decisiones que sólo benefician a él y a su grupo abandonando por completo a los de ciudadanos que dieron su voto de confianza.
Eduardo Lorenzo Martínez Arcila inició su gestión con el pie izquierdo. Primero contrató la remodelación del Congreso y pagó millones a una empresa “amiga”, sin licitación, sin nada, como siempre ha hecho sus negocios.
Terminará el año y su segundo año de gestión entregando el dinero del Congreso a los diputados, a quienes bajo el agua les entregará su bono navideño, acto que confirmaron empleados del mismo Poder.

CONGRESO DE LA UNIÓN, MÁS DE LO MISMO; MILLONARIO AGUINALDO PARA DIPUTADOS
La llamada austeridad republicana del Gobierno empieza a dar sus frutos y se llevó de inmediato el avión presidencial, para dar la apariencia de austeridad, mientras por otro lado los legisladores con la mayoría de Morena recibirán aguinaldo de $233,755 por tres meses de trabajo libre de ISR.. Pese a las políticas de austeridad impulsadas por Morena, el partido del presidente, el pago del ISR se plasmó en un acuerdo del Comité de Administración de San Lázaro, fechado el 30 de octubre… El documento, está firmado por los diputados Moisés Ignacio Mier, de Morena; Armando Tejeda, del PAN; Ivonne Álvarez , del PRI; Armando González, del PES; Reginaldo Sandoval, del PT; Claudia Reyes, del PRD, y Carlos Alberto Puente, del PVEM…En total, los legisladores recibirán este mes de diciembre 233,755 pesos, ya que al aguinaldo se suma un pago adicional de 38,363 pesos por el concepto de atención ciudadana por fin de año, su dieta mensual de 74,000 pesos, 45,786 pesos de asistencia legislativa y otros 28,772 pesos de atención ciudadana.
Por otra parte, en el Senado se aprobó el dictamen con punto de acuerdo por el que se exhorta a la Secretaría de la Función Pública a iniciar una auditoría a la Comisión Ejecutiva del Fondo Nacional de Pensiones de los Trabajadores al Servicio del Estado, relacionada con las inversiones que se han efectuado para la compra de acciones de diversas empresas en el periodo 2012-2018, y de encontrar irregularidades proceda conforme a derecho e informe los resultados de las auditorías realizadas y; a la Comisión Ejecutiva del PENSIONISSSTE, a que envié informe de las inversiones efectuadas en la compra de acciones de diversas empresas, así como del esquema de comisiones que ha manejado en el mercado en el periodo 2012-2018.

¡PRIMERA GRAN ESTAFA!
La XV Legislatura del Congreso de Quintana Roo ha roto todos los récords de todos los tiempos. Primero, a menos de un año de finalizar su gestión ya obtuvo el mote de la peor que haya existido y única que antes que finalice cada año fiscal, solicita ampliación presupuestal por su despilfarro: En dos años ha gastos más de mil millones de pesos ¿En qué?
¿Qué ha hecho la administración de Eduardo Lorenzo Martínez Arcila con el dinero del pueblo? Es la pregunta que se hace todo mundo, empresarios, cámaras, Iniciativa Privada, Organizaciones No Gubernamentales, pero sobre todo, los ciudadanos a quienes señala directamente el político de haberlos ayudado con ese dinero, es decir, que fueron los beneficiados.
Sin embargo, una contestación directa y simple seria: Se lo ha repartido entre sus lujos, sus viajes, sus propiedades, familia, amigos y los 24 cómplices que tiene en el Congreso del Estado.
El nieto del primer gobernador de Quintana Roo, Jesús Martínez Ross, durante su gestión ha demostrado no saber y/o tener idea de lo que es ser presidente de la Gran Comisión, pero en cambio, si ha demostrado tener muy afiladas las uñas y ser un experto mago en las finanzas… ¡Ha desaparecido hasta los centavos!
Podemos recordar sus palabras y hasta sus acciones, así como la primera gran estafa que realizó al frente del Congreso de Quintana Roo.
Sin licitación y en beneficio de empresas “amigas” -esas pertenecientes al grupo de Rafael Moreno Valle Rosas y que apoyaron al PAN en 2016- Eduardo Lorenzo Martínez Arcila entregó 4.2 millones de pesos a PROFETI Consultores S.A. de C.V. y Consorcio Blue Petrolium S.A. de C.V., respectivamente.
Dichas empresas se encargaron de “modernizaron” el sistema de votación de la XV Legislatura del Congreso de Quintana Roo. En ese tiempo -16 de febrero de 2017 para ser exactos- el legislador que ingresó por la vía plurinominal al Congreso y con la ayuda de Miguel Ramón Martín Azueta, ex jefe de Oficina del Ejecutivo, llegó a la presidencia con la compra de conciencias, con bombos y platillos anunció su primer gran robo al Congreso y al Estado.
De acuerdo con la factura, misma que Sol Quintana Roo exhibirá en esta entrega informativa, el panista pagó por el licenciamiento de software y servicio de instalación, configuración y puesta en marcha del sistema de asistencia legislativa y votación electrónica y APP institucional del Congreso de Quintana Roo, entre otros, cantidad que tampoco ha transparentado.
Sol Quintana Roo exhibe el documento y/o factura con que la administración de Eduardo Martínez Arcila intenta tapar el sol con un dedo, trinquiñuela idéntica a la hecha hace un par de días, que subió a su página de transparencia una lista “X” de rutas de vuelos de avión.
Igual que con la modernización del Congreso no informó sobre algún beneficio directo a los ciudadanos. En el caso de los boletos de avión para que sirvieron y cuál fue el motivo real de esas supuestas comisiones. Así como tampoco informó a qué familias apoyó, deportistas, etc…
¿Para qué se gastó tanto dinero en 25 personajes que lo único que han hecho es venderse al mejor postor; demostrar literalmente su analfabetismo y ser cómplices del presidente de la XV Legislatura del desvío de millones de pesos que no ha podido transparentar?
Sol Quintana Roo deja al escrutinio de sus lectores el documento del Congreso, con el cual cometió su primera gran estafa en el Congreso…

¡QUE SE SEPARE DEL CARGO!
El presidente de la Gran Comisión de la XV Legislatura del Congreso del Estado, Eduardo Lorenzo Martínez Arcila, debe de ser inhabilitado de su cargo por la no comprobación de los 100 millones de pesos erogados para “ayudas sociales”, dinero que salió de las arcas del Poder Legislativo, pero no fue entregado a sus destinatarios.

Como se recordará, Sol Quintana Roo dio a conocer de manera oportuna dicha información los días 26 de octubre y 15 de noviembre de 2017, respectivamente, con información documentada y en la cual se dio a conocer que el diputado plurinominal hizo mal uso de los dineros del presupuesto del Poder Legislativo.

De igual forma, se hizo pública la única respuesta recibida por parte de la dirección de Transparencia del Congreso del Estado en la cual señala que dicha comprobación está en manos de la Auditoría Superior del Estado, aunque las mismas facturas y/o justificaciones no las ha podido dar a conocer el presidente del Congreso del Estado, Eduardo Lorenzo Martínez Arcila.

Por estos motivos, es que las autoridades legislativas, diputados titulares y hoy candidatos, así como los diputados suplentes deberían de meter las manos a favor de los ciudadanos si es que en verdad están comprometidos con Quintana Roo y con el crecimiento y bienestar de los quintanarroenses.

De no estar coludidos con la nueva mafia del “congreso del cambio”, deberían de encarar al presidente de la Gran Comisión y solicitar su inhabilitación inmediata del cargo y exigirle que entregue cuentas claras sobre el caso, y de ser culpable, destituirlo y enjuiciarlo como están siendo juzgados quienes han dañado el patrimonio del Estado y de los quintanarroenses.
Por ello, hoy los ciudadanos se preguntan: ¿Dónde están los diputados locales que no exigen se aclare el caso? ¿Están coludidos o simplemente también recibieron dádivas del dinero desaparecido?
Esto, tomando en cuenta que en la sesión número 15 del Congreso del Estado se realizó la minuta de proyecto de decreto por el que se reformaron los Artículos 72 y se derogó la fracción XVII del Artículo 75; la fracción VII del Artículo 60; Artículo 162 y Articulo 163, respectivamente, todos de la Constitución Política del estado de Quintana Roo, declaratoria que dijo adiós al fuero legislativo.
Lo que quiere decir que Eduardo Lorenzo Martínez Arcila puede ser llamado por los 24 diputados restantes al banquillo de los acusados para que aclare de manera puntual, real y sin maquillaje, que hizo con los 100 millones de pesos destinados para “ayudas sociales”.
Claro, eso siempre y cuando los diputados integrantes de las XV Legislatura quieran hacerlo de no estar coludidos con el robo a despoblado que se está realizando en el Congreso de Quintana Roo.

PAGA MILLONES EN “ASESORES”

Chetumal.- En entregas anteriores, Sol Quintana Roo dio a conocer la lista de asesores que paga el Congreso a sus diputados y entre los consejeros de Martínez Arcila, figuran personajes cercanos a Borge Angulo y González Canto.
Con la nueva lista de compromisos de publicidad e impunidad, quedó de relieve que, pese a que aumentaron unos y salieron otros, la base de asesores sigue siendo la misma que dejó Flota Alcocer, con compromisos que tienen que seguirse cumpliendo para evitar que salgan a la luz pública los acuerdos amañados.
Es patente el miedo de que aparezcan nombres y apellidos o simplemente los desfalcos de los cuales ha sido objeto el recinto legislativo, desde la presidencia de Luis Alberto González Flores, Manuel Aguilar Ortega, José Luis Toledo Medina y Pedro José Flota Alcocer, lo que pudiera ocasionar que también Martínez Arcila termine en la cárcel.
Es decir, que bajo el concepto de Apoyo y Asistencia Legislativa, Martínez Arcila, sin dar la cara, sin que aparezca su nombre y rúbrica en ningún documento, cubre los sueldos de 17 asesores “honorarios” por un monto de 1.2 millones de pesos, por trabajos que simplemente no se ven.
Seguidamente, dejamos a escrutinio público la lista de los “asesores” de Martínez Arcila y el monto de sus sueldos:
Irma Yolanda Dorantes Poot, 115 mil 345 pesos; Rusell Israel Millán Estrella, 179 mil 992 pesos; Issa Melitón Ortiz Moguel, 54 mil 109 pesos; Mauro Felipe Landa Jiménez, 115 mil 345; Hernán Edmundo López Tello, 54 mil 109; Miguel Arcángel Pino Verde, 115 mil 345; Eené Antonio Ramos Reyes, 54 mil 489; Alfredo Augusto Chan Canul, 54 mil 109; Ricardo Ulises Gómez Contreras, 38 mil 507; Aarón Antonio Núñez Martínez, 54 mil 109; Bárbara Ruiz Velázquez, 115 mil 345; María Guadalupe Contreras Casteleyro, 29 mil 710; María Esther García Vargas, 115 mil 345; Yuhueni Sormy Bebans Sánchez, 48 mil 54; Dulce Vianey Escudero Delgado, 36 mil 507; Alondra Roxana Avilés Gómez, 28 mil 552 y Germán Francisco González González, con 40 mil 586 pesos mensuales.
De igual manera, también hay una lista de asesores de todos y cada uno de los diputados, que al igual que Martínez Arcila, necesitan ser “aconsejados”, así como los salarios que perciben por su trabajo y que el pueblo quintanarroense, como de costumbre, tiene que pagar.
Martínez Arcila, es un prestidigitador de las finanzas, un mago para desaparecer dinero, pero una nulidad en cuestión de política, aunque todo un experto en cómo llevar a pique a un Congreso, por su bajo nivel de formación política que lo hace ser localista y pasar por encima del deber que tiene para con los conciudadanos.
Pese a tan cuestionable historial, Eduardo Lorenzo no abandona su sueño de llegar a ser presidente municipal de Cancún, sin mayor mérito que haber presidido la Gran Comisión, gracias a hechos circunstanciales y por simular su combate a la corrupción, cuando en realidad forma parte de ella.
Con esa absurda pretensión de pasar de presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado a ocupar una Alcaldía, así sea la más importante de Quintana Roo, queda plasmado su deformado concepto de hacer política y su regresión, pues a lo que aspira realmente es conseguir el fuero, a como de lugar, aunque para ello tenga que seguir siendo el “mandadero” del gobernador en turno.

¡DIPUTADO Y CANTINERO!

Falso pregonero de la democracia y falaz precursor de la transparencia, Eduardo Lorenzo Martínez Arcila ha utilizado su encargo como presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado de Quintana Roo para hacer con el dinero del pueblo negocios personales, familiares y de grupo, así como obtener beneficios del patrimonio de Quintana Roo.
Enano en la política y gigante en la venganza, Martínez Arcila se convirtió en diputado local por la obra y gracia de la vía plurinominal, pues de otra manera no podía haber llegado al cargo que hoy ostenta embarrado de la hiel popular que ha visto en él al traidor que siempre ha sido, pues ha obtenido grandes beneficios de los gobernadores en turno.
Por ejemplo, en la administración pasada obtuvo patentes de vinos y licores a precio de risa, según consta en su declaración de intereses para funcionarios y personas de interés público.
El hoy presidente de la Gran Comisión de la Cámara de Diputados Eduardo Martínez Arcila fue también beneficiado con el paquete de patentes para la venta de bebidas alcohólicas otorgadas por el ex gobernador Roberto Borge Angulo, preso en un penal del estado de Morelos.
Los privilegios que ha obtenido con el “gobierno del cambio” y su actual cargo legislativo, le permitió a Martínez Arcila no ser exhibido por la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), entre los familiares y amigos del ex gobernador que recibieron de “regalo” una patente para la venta de vinos y licores, de las consideradas entre las más caras del estado.
También trascendió que los créditos de dos de sus casas fue el pago que recibió del ex mandatario Félix González Canto. En su declaración patrimonial, informa que él posee dos casas y su concubina una.
Como lo hemos documentado puntualmente en Sol Quintana Roo, Martínez Arcila posee una casa sobre una superficie de 1,154.80 metros en la cual tiene construido 65.18 metros en el municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, cuyo costo catastral asciende a 358 mil 658.00 pesos y que adquirió en el año de 2005.
Asimismo, asegura contar con departamento sobre un predio 344.90 metros, cuya construcción es de 58.62 metros en el municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, con un costo de 260 mil pesos adquirido en el mismo año, es decir en 2005. Y el departamento de su concubina si bien no se describe, fue adquirido en 2012 en el municipio de Benito Juárez.
Los dos primeros departamentos, el diputado presidente los adquirió mediante los apoyos crediticios que otorgó el gobierno del estado a los damnificados por el huracán “Wilma”, arrebatándoles el derecho a un lugar digno para vivir a cientos de familias que perdieron todo por el desastre natural.
En aquellos años fue el entonces gobernador Félix González Canto quien le otorgó ese beneficio a cambio de poner piedritas desde el Partido Acción Nacional (PAN) Quintana Roo a los acérrimos oponentes del felixiato: Troy Becerra y Gustavo Ortega Joaquín.
Las traiciones de Martínez Arcila le vienen de antaño, pues no ha perdonado ni a su misma familia. Como se sabe, el primer gobernador constitucional de Quintana Roo fue Jesús Martínez Ross y es tío del legislador Eduardo Lorenzo Martínez Arcila.
Martínez Ross considera que su sobrino panista ha traicionado los ideales nativistas que a pesar de tener sus orígenes en Honduras, han defendido el Estado con sudor y sangre.
Eduardo Lorenzo Martínez Arcila, es hijo del difunto Lorenzo Martínez Ross, quién se instaló con su familia en Cancún, hace ya algunas décadas, para trabajar en la industria restaurantera y de entretenimiento. Eduardo Martínez Arcila siempre ha vivido bajo el amparo del gobierno estatal.
Por ello, Martínez Arcila es considerado un personaje “arribista” que ha hecho del Congreso de Quintana Roo un centro de negociación y venta de leyes para entregar los bienes estatales a cambio de jugosos convenios y amarres para favorecer a empresarios fuereños y enriquecerse a costa de los quintanarroenses.
Entre la clase política de Quintana Roo se le considera a Eduardo Lorenzo Martínez Arcila como un “enano en la política pero gigante en la venganza y el saqueo”. En principio se convirtió en diputado local por la obra y gracia de la vía plurinominal, más no por la aceptación de la militancia por eso hoy está embarrado de la hiel popular que ha visto en él al traidor que solo busca beneficios personales.
Su premio por atentar contra el patrimonio de Quintana Roo, le ha valido obtener una diputación a nivel federal por la misma vía plurinominal, dejando un Congreso saqueado en el retraso legislativo en los temas que realmente beneficien al pueblo.
Martínez Arcila está acusado de malos manejos de los recursos del Congreso del Estado, en especial de los casi 100 millones de pesos destinados a ayuda social, mismos que se sospechan fueron desviados, es por ello que hoy existe una denuncia en contra de la XV Legislatura.
De igual manera, está acusada la directora de Gestoría del Congreso del Estado, Ana María de la Luz Hernández Ayala, pero podría implicar a más personas.
El presidente de la Gran Comisión de la Cámara de Diputados, tiene varios gastos y personal excesivo la opacidad de 200 millones de pesos que no se tiene la certeza en qué fueron utilizados.
La XV Legislatura perdió la oportunidad de convertirse en poder independiente y ser real contrapeso a los otros dos poderes.
El Presupuesto de 2017 y 2018, de más de 450 millones de pesos, es muy superior, a las legislaturas anteriores, de manera que es una de las más caras del país y sin una real rendición de cuentas, dijo.
Contrario a las palabras huecas del falso pregonero de la transparencia, hoy no se tiene información detallada sobre los gastos corrientes y no se tiene certeza de cómo se ha gastado este presupuesto.
Este Congreso, tiene un excesivo número de plazas y personal contratado, en comparación con otros congresos estatales. Son 185 asesores, 298 que cobran honorarios, más los diputados y otros empleados, que en total suman 626 en nómina con altos sueldos.
Mientras que el Congreso de Yucatán tiene poco más de 170 personas; aquí se triplica la cantidad.
Los diputados perciben 2 millones 800 mil pesos cada mes y dicha cifra no incluye pagos adicionales como aguinaldos, vacaciones. Es así que la cifra anual de gastos del Congreso de Quintana Roo es de 232,884,046 pesos.
Sin embargo, al hacer la suma de gastos por concepto de sueldos, honorarios, entre otros, que son de alrededor de 233 millones de pesos, más los dirigidos a Comunicación Social de otros 30 millones, dan una cifra cercana a 270 millones de pesos.
Los cuáles restados a los 469 millones de pesos de Presupuesto del presente año, arroja una diferencia cercana a 200 millones de pesos, de los cuales no se sabe en qué se gastaron.
Basta con revisar los artículos de la Ley Orgánica del Congreso del Estado dedicados a las facultades de la Gran Comisión de la Cámara de Diputados para conocer las negligencias, abusos, omisiones e ilegalidades en las que Eduardo Martínez Arcila ha incurrido como presidente de esa comisión legislativa.
Y son precisamente estos temas los que desatiende el presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado, Eduardo Martínez Arcila, quien es considerado un enano en la política y gigante en la venganza y la corrupción, por eso hoy está embarrado de la hiel y el desprecio popular que ha visto en él al traidor que solo busca beneficios personales.

10 octubre, 2018

¡CINISMO LEGISLATIVO!

*Bajo la creencia que el pueblo olvida todo, 20 de los 25 legisladores del Congreso de Quintana Roo buscarán la reelección para legislatura 2019-2022 *Los más […]
20 julio, 2017

Investigan a Enermex y Targa Fuels por contrabando de diésel

Sospechan de Julio Ignacio Jáuregui Saad como el zar del contrabando de diésel en México El Sistema de AdministraciónTributaria, la Administración General deAduanas, con Comercio Exterior, […]
30 agosto, 2015

GMB GAMA MASTER BROKER

GMB GAMA MASTER BROKER – THE GALLERY – ZULIM – MENESSE – Playa del Carmen Empresa conocida como Gama Master Broker (GMB) Real Estate Solutions opera […]
21 julio, 2013

JOSUE!

ALVARO GARCIA Y MARIO LOSADA! Suerte tenéis con una afición que se preocupa por vuestro futuro y lo guarda todo.